jump to navigation

Entrevista a Alberto Corazón en Infoempleo 4 noviembre 2008

Posted by Rubén Méndez in diseño, entrevista, Identidad visual, marcas.
Tags: , , , , , , , , ,
trackback

El suplemento “DINERO Y EMPLEO” (antes “Infoempleo“), de economía, trabajo, ahorro e inversión del grupo Vocento, traía este domingo una entrevista a uno de los más reconocidos diseñadores españoles: Alberto Corazón.

Sus trabajos en identidad visual corporativa de grandes marcas españolas son reconocidos por todos: CERCANÍAS RENFE, FEVE, PARADORES NACIONALES, MAPFRE, TESORO PÚBLICO, MOPT, FERROVIAL, CÍRCULO DE BELLAS ARTES, ONCE, UNIVERSIDAD DE SALAMANCA, JUNTA DE ANDALUCÍA, JUNTA DE EXTREMADURA, GOBIERNO DE LA RIOJA, ANAYA, CASA DEL LIBRO, BILBAO ARTE, etc.

Además ha realizado diseño de producto, como el popular teléfono DOMO de Telefónica, y ha publicado y editado numerosos libros sobre diseño y otras artes. Por otro lado, cabe apuntar la polémica surgida (modificación de la “”ALBERTUS”, ver artículo “La letra vasca. Etnicidad y cultura tipográfica”, de Eduardo Herrera Fernández, Visual nº 109, julio 2004 ) por el encargo tipográfico, el Alfabeto Bilbao, para el proyecto de señalización de municipo de Bilbao, a partir de un tipo de letra vasca.

En esta entrevista nos muestran sus orígenes en una editorial, donde al realizar las cubiertas de algunos libros se descubrió como diseñador y más tarde fue requerido por el destacado editor Joan Grijalbo para crear portadas singulares. Desde entonces no ha dejado de inventar nuevas formas.

.

Domingo 2 de noviembre de 2008.

ALBERTO CORAZÓN. DISEÑADOR

“El diseño está siempre ligado al encargo”

Llegó a este sector casi por casualidad, y hoy día se ha convertido en uno de los profesionales más destacados de España, con multitud de galardones que lo avalan.

Inés Molina / David Val

Nacer en un momento histórico tan difícil como la postguerra, marcó al diseñador Alberto Corazón (Madrid, 1941). “Cuando era pequeño, este país era siniestro, gris, mediocre; habitado por adultos arrogantes que resolvían todo a gritos y a golpes sobre la mesa. No recuerdo qué quería ser de mayor, excepto salir corriendo de allí”. Aun así, Corazón encontró la válvula de escape a todo el caos que reinaba en la capital: “mi abuelo materno era huertano en Valencia. La huerta para él era su mundo. A mi me encantaba pasar largas estancias allí”, recuerda.

En aquellos primeros años, Alberto Corazón ya se recuerda con un lápiz entre las manos. “No soy el tonto feliz con un lápiz”, como reza el dicho popular. “Nunca supe qué estudiar. Quería ir a la Universidad, pues para mí, el conocimiento es la base de todo”. Al final, se decantó por la carrera de Económicas porque “era una facultad que se acababa de crear, con un elenco de catedráticos verdaderamente extraordinario”, afirma. Y, casualmente, esos estudios le guiaron hacia el diseño. “Cuando estábamos terminando la carrera, un grupo de amigos decidimos crear una editorial para darnos autoempleo. Me tocó ocuparme de la producción, pues todo el mundo de la imprenta siempre me había interesado mucho”. De esa pequeña editorial nació un primer libro. “Cuando estábamos a punto de imprimirlo, nos percatamos de que no tenía portada, y me decidí a hacerla yo”. Y esa cubierta tuvo un éxito tremendo dentro del sector. “Era muy sencilla, es decir, una cosa impensable en aquellos años en que todo era complicado, barroco”, rememora Corazón.

Fue entonces cuando recibió el espaldarazo que necesitaba para interesarse profesionalmente por el mundo del diseño, pues Joan Grijalbo, famoso editor catalán exiliado en México, se interesó por él. “Me dijo que había visto mis cubiertas y que llevaba tiempo buscando a alguien que hiciera una gráfica editorial como la mía. De pronto, me había convertido en un diseñador profesional que se ganaba la vida haciendo diseño editorial”. Y su carrera despegó.

Llega la Transición

Cuando asoma la democracia, Alberto Corazón se percata de los problemas que había desencadenado el franquismo. “Nos dimos cuenta del déficit de identidad que tenía el país, el franquismo se había inventado la historia y la realidad. El propio desarrollo del país ha ido condicionando el crecimiento de esta profesión pues el diseño es una actividad que está indisolublemente ligada al encargo, es decir, si no hay encargos, no se diseña. Por tanto, los puntos de inflexión profesionales más importantes de mi vida han estado condicionados siempre por la calidad de los encargos”, concreta.

Es en la Transición cuando las empresas empiezan a reclamar una imagen de marca que las caracterice. Y, en consecuencia de esa nueva mentalidad “aparece el diseño industrial, pues esta profesión es una radiografía a tiempo real de lo que está sucediendo. La industria deja de ser autárquica y se hace mucho más ambiciosa”, añade. Pero, sin duda, “fue entre los años ochenta y noventa cuando se construyó este país, cuando se puso en marcha un proyecto de sociedad libre y abierta. Y el modo en que vivimos todo eso en aquellos años es irrepetible”. La mentalidad de los ciudadanos cambia, e incluso empiezan a conocerse los nombres de los diseñadores más destacados del país.

La reputación de Alberto Corazón sigue creciendo y, en 1989, se le otorga el Premio Nacional de Diseño después de haber creado logotipos tan destacados como el de la ONCE, la Biblioteca Nacional o el de la red de cercanías de Renfe. Pero todavía le queda mucho por andar dentro de su profesión. “El diseño se dirige hacia las dos grandes áreas de nuestra realidad cultural: la relación con el mundo objetual y con el simbólico. Estamos en un momento de transición, en el que nos aburren los objetos. Lo cotidiano ya está diseñado, ahora nos movemos hacia las necesidades simbólicas, y sólo el diseño cubrirá esa demanda”.

“No hay cultura empresarial que asuma el riesgo de la creación”

Tras más de cuarenta años trabajando por y para el diseño, Alberto Corazón sigue teniendo claro que el lápiz sigue siendo la base. “El papel y el lápiz, junto con el cerebro”, matiza. “En este trabajo lo importante no son las destrezas, sino las neuronas, por eso, a medida que las herramientas tecnológicas han ido simplificando el trabajo manual, ha quedado más tiempo para la reflexión, pues la estrategia es importantísima”. Y Corazón emplea una estrategia a la hora de diseñar que nunca le falla. “Lo primero que hago son palabras, palabras que tienen que ver con el tipo de problema al que me enfrento”.

De ahí surgen ideas innovadoras que no siempre tienen buena aceptación entre sus clientes. “A veces, lo que sucede es que no hay cultura empresarial que esté dispuesta a asumir los riesgos de la creación. Te contratan para que les ofrezcas un máximo de creatividad e innovación y, cuando lo consigues, vienen los del márketing y te lo rebajan todo. Les da pánico”, y añade que son las empresas pequeñas “las que no tienen más remedio que arriesgar. Existe gran resistencia al cambio, a la innovación. Es algo que parecer estar anclado muy profundamente en la psique de los españoles”.

Pero sus repetidos éxitos le abrieron las puertas de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando cuando, en 2006, esta institución decide introducir el Diseño como nueva disciplina. “Lo entendí como un homenaje a la profesión y como un modo de aceptar que el diseño forma una de las áreas de la creación contemporánea, pero (esta institución) también participa de ese miedo al futuro, de ese temor a la innovación y al cambio”.

.

Visto en infoempleo. Suplemento salmón dominical de los periódicos del Grupo Vocento .

.

Comentarios»

1. Académicos y diseñadores 2ª parte. Alberto Corazón | DigitalNach Blog - 7 octubre 2009

[…] “Comunicación” y las colecciones Visor.Recogemos de una entrevista publicada en “Mira lo que veo” que para un buen diseñador el papel y el lápiz junto al cerebro siguen siendo las herramientas […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: