jump to navigation

Ogilvy & Mather cumple 60 años 25 septiembre 2008

Posted by Rubén Méndez in Agencias, Internacional, Jornadas y eventos, Libros, publicidad.
Tags: , , , , , , , , ,
trackback

Aquel lejano día de 1948, en que procedí a instalar mi mesa de trabajo, dicté la siguiente orden del día:

“Esta es una nueva agencia en lucha por la vida. Durante algún tiempo estaremos mal pagados y sobrecargados de trabajo.

Al contratar personal, la elección recaerá sobre la juventud.

Buscamos jóvenes con ganas de trabajar. No hay sitio para los aduladores ni para los vagos. Busco sólo hombres con cerebro. Todas las agencias son exactamente lo grandes que merecen ser.

Estamos poniendo la nuestra en marcha sobre una delgada maroma consistente en algo así como un cordón de zapatos. Pero vamos a hacer de ella una gran agencia antes de 1960.”

.

Ogilvy celebró el pasado 23 de septiembre su 60º aniversario con una fiesta global conectando a 15.000 empleados de sus oficionas en todo el mundo.

Según indican desde la propia agencia en España, el Grupo Bassat Ogilvy,(heredera de Bassat & Asociados, de Lluís Bassat) este “ha sido un homenaje a la base fundamental de la cultura de la agencia: creatividad y grandes ideas para nuestras marcas“.

El Grupo Ogilvy & Mather Worldwide es una de las agencias destacadas en el panorama internacional, integrada en WPP Group, uno de los primeros grupos mundiales de publicidad y comunicación.

.

.

La delegación en España es el Grupo Bassat Ogilvy, con oficinas en Madrid, Barcelona y Sevilla y formado por 8 compañías que cubren todos los ámbitos de la comunicación:

  • Bassat Ogilvy, agencia de publicidad.
  • Bassat Ogilvy Comunicación, agencia de relaciones públicas.
  • OgilvyOne Worldwide y OgilvyInteractive, marketing directo, relacional y digital.
  • Ogilvy Healthworld, especializada en publicidad y comunicación del sector de salud.
  • Ogilvy Action, especializada en marketing en el punto de venta.
  • Neo@Ogilvy, planificación y optimización de medios digitales.
  • CB’a Graell, diseño e identidad corporativa.

.

Volviendo a los orígenes, David MacKenzie Ogilvy fue uno de los padres de la publicidad, creando de la nada una de las grandes agencias de Madison Avenue. Murió en julio de 1999.

Estaría bien saber qué hubiese dicho el propio Ogilvy en esta celebración.

No es  difícil, dado que en su amplio legado publicitario también incluyó este apartado, cómo no, en su libro Confesiones de un publicitario, publicado en 1963 (Confessions of an advertising man).

.

A continuación sus mejores recetas para estas reuniones de agencia:

.

En los primeros tiempos de nuestra agencia trabajé, hombro con hombro, con cada uno de nuestros empleados. En estas condiciones, la comunicación y el afecto resultan fáciles. Pero, a medida que nuestro equipo se va haciendo cada vez mayor, encuentro todo ello más difícil. ¿Cómo puedo ser una figura patriarcal para gentes que no me conocen ni de vista?

.

Por esta razón reúno, una vez al año, a todo nuestro equipo en un auditorio y les hago una franca exposición de todas nuestras operaciones, beneficios, esperanzas, etc.

Después les hablo de la clase de comportamiento que más admiro:

  1. Admiro a las gentes que saben trabajar duro y que saben arrimar el hombro. Me disgustan los pasajeros que no ayudan a la navegación del barco. Siempre da más optimismo trabajar más de la cuenta que trabajar poco. Existe un factor económico que se basa en el trabajo duro: cuanto mayor sea el beneficio que realicemos, mayor será la cantidad de dinero disponible para todos nosotros.
    .
  2. Admiro a las personas que tienen la suerte de poseer un cerebro “de primera clase”. Porque una agencia de publicidad no puede funcionar sin un personal inteligente. Pero los buenos cerebros no son suficientes si no llevan incluida una sincera honestidad intelectual.
    .
  3. Tengo una norma inviolable contra el empleo de enchufados y de mujeres casadas porque fomentan una política equivocada. Siempre que dos de nuestros empleados se casan, uno de ellos debe causar baja de la plantilla (preferiblemente la señora, para cuidar de su bebé).
    .
  4. Admiro a las gentes para las que el trabajo es un placer. Si no disfrutan ustedes con lo que hacen, les aconsejo que busquen otro empleo. Recuerdo el proverbio escocés: “Sé feliz mientras vivas, pues muerto lo estarás largo tiempo”.
    .
  5. Desprecio a los aduladores que dan coba a sus patronos. Son, generalmente, las mismas personas que tiranizan a sus subordinados.
    .
  6. Admiro a los profesionales seguros de sí mismos, a los artesanos que realizan su tarea con difícil facilidad. Siempre respetan la experiencia de sus colegas y nunca se aprovechan de los demás.
    .
  7. Admiro a las gentes que contratan colaboradores lo suficientemente buenos para que puedan sucederles. Me dan lástima las personas que se sienten tan inseguras que prefieren contratar colaboradores inferiores por miedo a que puedan sustituirles.
    .
  8. Admiro a las personas que contribuyen a la formación de sus subordinados, porque es el único sistema de poder ofrecerles ascensos dentro de sus categorías. Detesto tener que recurrir a personal ajeno a mi empresa para la realización de tareas importantes, y ansío que llegue el día en que esto no sea necesario.
    .
  9. Admiro a las gentes amables, que tratan a los demás como seres humanos. Aborrezco a las personas pendencieras. La mejor forma de mantener la paz consiste en ser ingenuo. Recordemos a Blake:
    “Estaba disgustado con mi amigo:
    Mi enfado se apagó y la ira se acabó.
    Me enojé con mi enemigo:
    Mi cólera creció y muy poco se aclaró.”
    .
  10. Admiro a los seres bien organizados, capaces de entregar siempre su trabajo a tiempo.

.

Una vez explicado al personal lo que de ellos espero, paso a explicarles lo que de mí exijo:

  1. Intento: Ser firme y honrado. Adoptar sin cobardía decisiones impopulares. Crear una atmósfera de estabilidad. Hablar menos y escuchar más.
    .
  2. Deseo: Sostener el impulso de la agencia. Mantener su vitalidad y su empuje.
    .
  3. Trabajo: Para cimentar la agencia aportando a ella nuevos clientes.
    .
  4. Trato: De ganar la confianza de nuestros clientes en su más alto nivel.
    .
  5. Lucho: Para obtener los suficientes beneficios para poderles asegurar contra el paso de los años cuando sean ancianos.
    .
  6. Planteo: Nuestra política pensando en el futuro.
    .
  7. Considero necesario: Reclutar al personal de más alta calidad que exista en todos los aspectos.
    .
  8. Espero: Obtener de cada hombre y de cada mujer empleados en la agencia, lo mejor que puedan dar de sí mismos.

.

David Ogilvy. Confesiones de un publicitario (Confessions of an advertising man) Ediciones Orbis. Biblioteca de la empresa. Barcelona, 1985 (Original en 1963).

.

Y a continuación un vídeo.

David Ogilvy: la publicidad es para vender

.

.

.

Comentarios»

1. Idoia - 25 septiembre 2008

Esta claro que sabía lo que hacía y cómo lo hacía. Algunos tendrían mucho que aprender de él. Sólo hay una cosa que no debería copiar ningún empresario:”Tengo una norma inviolable contra el empleo de mujeres casadas porque fomentan una política equivocada”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: