jump to navigation

“Haz que se forren”: otra forma de trabajar es posible 17 noviembre 2007

Posted by Rubén Méndez in empresas, gestión, gurus, innovación, laboral, Libros.
trackback

Esto es lo que desean todos los trabajadores, ganar más dinero, sobre todo los que tienen sueldos de miseria mientras ven que sus superiores no saben ni qué hacer con tanto coche y ya se aburren de ir a esquiar, pero también estar satisfecho y con buen ambiente en el trabajo.

Sí, otra forma de trabajar es posible, y si no, sigue leyendo y te convencerás.

Lo que es cuestión de sentido común, parece que por fin alguien lo aplica con éxito (seguro que muchos lo han conseguido antes) y le saca ventaja productiva para que los empresarios, directivos, gestores, o responsables, puedan ver que el beneficio y la rentabilidad es totalmente compatible con una política salarial más justa (digna), un trato de consideración y un ambiente amable.

Koldo Saratxaga, UN NUEVO ESTILO DE RELACIONES

Koldo Saratxaga

Empresa sensible….Al final dedicamos el sesenta o el setenta por ciento de nuestro tiempo activo a trabajar. Aún así, es difícil pensar que el trabajo no te influye en tu vida activa ni lo hace en la de los que te rodean. Es imposible afirmar eso con un mínimo de rigor…Si en ese ámbito profesional no tienes ciertas alegrías, por los ingresos, por el futuro, por lo que compartes, por las relaciones personales, el estado emocional con el que sales y llegas a casa será diferente y el entorno familiar se va a ver absolutamente influido.

(Luxio Ugarte; ¿Sinfonía o Jazz. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 102-103)

Por eso cuando me preguntan; ¿cuál es la receta, dónde está lo esencial, lo importante, dónde hay que focalizar el esfuerzo?, la respuesta es sencilla, creer en las personas.

(Luxio Ugarte; ¿Sinfonía o Jazz. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 133)

.

¿Cuantas veces se ha de pedir una pequeña mejora laboral para que un jefe acceda a regañadientes como si estuviese perdiendo dinero?, ¿Cuantas excusas hay que escuchar para mantenerse en una situación injusta?, ¿Porqué cuesta tanto entender que si se ofrece una remuneración proporcionada y cierto margen para disfrutar de la vida, en el trabajo se rinde más, el ambiente mejora y la empresa funciona mejor?

¿Cuanto cuesta entenderlo?, Pues todos sabemos que en nuestras teorías poco, pero en las de la mayoría de los que gestionan mucho. Claro, nuestro jefe no entra en este perfil, pero seguro que el de los demás sí… Y si siempre andamos a remolque, pidiendo y llorando para conseguir ese aumento o para pedir esos dos días libres, difícilmente estaremos contentos en el trabajo y la empresa lo notará en nuestro rendimiento.

Eso, dicho por un trabajador, es un papel derecho a la papelera, nadie lo toma en consideración por que parece que hay alguna ley económica (tan elemental que no considera el factor humano) que dice que cuanto más sueldos pague, menos cobro como gestor, o menos beneficios tiene mi empresa.

Pero si lo dice un gestor empresarial de reconocido prestigio y con un proyecto de éxito mundial en sus manos, pues parece que ese papel sucio y asqueroso se convierte en un documento milagroso. Si además escribe libros y ofrece sus servicios como consultor y nos pasa un informe con encuadernación de lujo, pues eso ya es otra cosa hombre…

Bueno, pues aunque haya hecho falta que lo diga alguien con renombre, lo importante es que muchos empresarios empiezan a abrir los ojos a la evidencia, no porque les invada el espíritu navideño y quieran que sus trabajadores ganen más dinero, sino porque han descubierto que de esa manera el negocio va mejor y obtiene más beneficios.

El guru de la nueva gestión empresarial y de las relaciones laborales en Euskadi, Koldo Saratxaga, ex Director General de Irizar y reconvertido en Consultor de Gestión Empresarial, viene revolucionando desde hace años la forma de dirigir negocios, o mejor dicho, de gestionar proyectos y coordinar profesionales.

Su fama ha trascendido fuera de nuestras fronteras por el milagro que se produjo en la conocida empresa de autobuses IRIZAR, (integrada en Mondragón Corporación Cooperativa MCC) pasando de la situación de quiebra a una expansión internacional gracias a la “reingeniería“, llegando a ser uno de los principales fabricantes mundiales (ver evolución de Irizar). Se han publicado numerosos reportajes sobre la fórmula de su éxito, el liderazgo en las organizaciones y la organización de equipos y profesionales responsables, que se organizan sus tareas y se implican en el proyecto de la empresa.

Ahora este mago de la gestión de equipos, ha publicado un nuevo libro dedicado a las relaciones laborales, con el título “UN NUEVO ESTILO DE RELACIONES”, en el que expone sus ideas y comienza explicando el Nuevo Estilo de Relaciones que han de mantener las Personas en Equipos Autogestionados con Comunicación-Libertad-Responsabilidad, lo cual provoca nuevas Oportunidades con menos Control, pero lleva a una Innovación y Crecimiento constante.

Con motivo de la presentación de este libro, se han publicado varias entrevistas, en las que podemos leer algunas ideas de lo que es una gestión más eficaz de las personas en un entorno laboral, mediante un cambio en la relación con los trabajadores (y también mejora de la remuneración), para mayor satisfacción de todos los miembros de la organización y mejora del beneficio empresarial.

En dos palabras: Es posible.

.

Os dejo la entrevista publicada en EL CORREO el domingo 11 de noviembre de 2007, y que en unas semanas desaparecerá de sus páginas.

KOLDO SARATXAGA, EX DIRECTOR GENERAL DE IRIZAR Y CONSULTOR DE GESTIÓN EMPRESARIAL

«En Euskadi sobran ingenieros y faltan líderes»

Koldo Saratxaga, haz que se forren

Cree que las empresas deben cambiar para incentivar la creatividad de sus empleados

Es un gestor atípico, singular. Habla poco de cuentas de resultados y balances y mucho de comunicación; poco también de modalidades de contratación y a raudales de psicología, emociones y valores humanos.

Defiende que las empresas más eficaces son las que funcionan como una banda de jazz y no como una orquesta sinfónica.

A diferencia de los varios centenares de ‘morning singers’ -tradúzcase por ‘cantamañanas’-, elevados inmerecidamente a la categoría de ‘gurús’, que pueblan la bibliografía sobre gestión empresarial a pesar de que no han conseguido otro mérito en su vida que engordar su particular cuenta corriente, Koldo Saratxaga tiene bulo para ser un provocador.

Le avala el éxito. Cogió una empresa destrozada y al borde de la quiebra, el fabricante guipuzcoano de autobuses Irizar, y la convirtió bajo su batuta en una ‘joya de la corona’.

Ahora exporta su experiencia a otras empresas que le contratan como consultor y mañana presentará un libro en el que se recogen algunas de esas nuevas experiencias. También ha ganado tiempo para el tiempo libre y el golf, su nueva pasión en la que demuestra ser tan competitivo como al frente de una compañía: se acaba de proclamar ganador de la liga senior para amateurs del País Vasco.

-Dejó la dirección de una empresa para dedicarse a la consultoría, a trasladar su experiencia en Irizar a otras compañías. ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención al ver otras organizaciones?

-Quizá el hecho de que habiendo avanzado mucho en retos como la internacionalización o los procesos de producción, prácticamente no se ha progresado nada en el modelo de gestión. Digamos que las empresas ahora navegan sobre la ola de una situación boyante, en la que hay mucha actividad, en la que prácticamente no hay sitio salvo para el día a día y no se paran a pensar en el futuro.

Koldo Saratxaga, haz que se forrenLas peores mentiras

-Usted suele defender la transparencia máxima en las empresas, las puertas abiertas, la ausencia de secretos en la organización. No es lo que abunda, precisamente.

La transparencia, la apertura en una empresa, tiene que ser total. Las verdades a medias son las peores mentiras. Sólo con transparencia ganas credibilidad. Es una apuesta de largo plazo.

-Las empresas, en general, tienen miedo a dar información a sus empleados.

-Se equivocan. A veces, ni siquiera saben qué fabrican ni quién es el cliente. La plantilla de una empresa no tiene que tener una mentalidad física, de hacer cosas, sino una mentalidad de servicio, de hacer algo para alguien. Tienen que entusiasmar a su cliente y hacer todo lo posible para no perderlo. Luego les piden que vayan a trabajar un sábado a la mañana y les llama la atención que la plantilla se niegue. ¿Pero cómo no se va a negar, si no sabe ni de qué va la fiesta!

-En sus charlas, suele usted mostrarse muy crítico con todos los estamentos directivos de las empresas. A los del centro, a los mandos intermedios, les zurra con dureza. Ha llegado a decir que el 75% están robando a la empresa.

-Sí, y provocando el malestar de sus colaboradores. El 75% de los trabajadores que se marcha de una empresa lo hace enfadado por la actitud de sus jefes. Eso es un síntoma de que pasa algo.

También creo que el 75% de los mandos intermedios se limitan sólo a cumplir órdenes y a hacerlas circular hacia abajo. No aportan nada, por eso están robando a la empresa, y además impiden que sus subordinados estén en disposición de crear, de aportar ideas, de asumir responsabilidades mayores…

Eso es lo que yo denomino ‘la indigestión central de las empresas’.

-Está bien analizar los problemas, pero dígame por dónde deben comenzar las soluciones.

-En las empresas hay que cambiar el concepto de tener poder por el de autoridad, que es algo que se gana con los méritos, la experiencia y la capacidad para hacer cosas. Pero una de las cosas que hay que cambiar y rápido es el exceso de ‘tecnicismo’ que nos invade. Hay demasiada obsesión con las cuestiones técnicas y nos sobra bastante de eso. Proporcionalmente, nuestras empresas tienen el doble de técnicos que la media de la Unión Europea.

La caza de la paloma

-¿Eso es malo?

-Lo malo no es lo que tenemos, sino lo que nos falta. Suelen enfadarse los afectados cuando digo esto, pero en Euskadi sobran ingenieros y faltan líderes. En nuestras empresas necesitamos más relaciones, más comunicación, más creatividad, que las ideas de toda la plantilla fluyan con naturalidad.

Necesitamos más psicología, técnica ya tenemos suficiente. Aunque moleste también, lo digo como lo pienso, no es bueno que en la cabeza de una compañía haya un ingeniero. Tienen la cabeza demasiado estructurada. No son capaces de entender, por ejemplo, la importancia que tiene la semana de la caza de palomas en Guipúzcoa o la recogida de setas.

-Perdone, yo tampoco. Ahí me he perdido.

-Cualquiera que quiera gestionar una empresa en Guipúzcoa debe saber que la semana de la caza de palomas es algo sagrado para centenares de trabajadores. Si no pueden cazar y tienen que estar en su puesto… van a estar permanentemente enfadados e insatisfechos. Así que lo mejor es comprenderlo y decirles ‘¿anda, vete a cazar palomas esta semana que ya tenemos otras 51 semanas en el año para hacer cosas!‘ Lo mismo sucede un miércoles cualquiera. Claro, ese día salen las setas y no hay que asustarse por ello. ‘¿Anda vete a coger setas y sé feliz!’ Yo quiero trabajadores felices, no amargados. Muchos gestores son cortos de vista y hay muchas posibilidades para ganarse la complicidad de la plantilla.

-No ha estado mal el ejemplo sobre gestión emocional de la plantilla. Creo que, en esta línea, usted se muestra muy crítico con las empresas que tratan mal a las mujeres que se quedan embarazadas.

-Ese tema sí que es curioso. Muchos gestores transforman una oportunidad en un problema. Mira, cuando una mujer tiene a su hijo, ese es uno de los momentos más importantes de su vida. Sin duda. Si en ese momento tú, gestor, te portas bien, colaboras, pones facilidades y ayudas a esa persona en uno de los momentos claves de su vida, te habrás ganado su apoyo para siempre. Si por el contrario le haces la vida imposible, te habrás ganado un enemigo.

-Cuando le piden ahora que asuma responsabilidades en una empresa, ¿qué condiciones pone?

-Al consejo de administración o al dueño le pongo tres:

1- Que la gestión sea ética, sin cosas escondidas o parcelas ocultas;

2- que se restablezca el equilibrio salarial en la plantilla

3- que repartamos la cosecha, que el 50% de los beneficios adicionales que consigamos a partir de ese momento se repartan entre todos los que forman parte de la empresa.

Algunos, al principio me dicen que eso les parece mucho. Luego siempre acaban diciéndome lo mismo. Oye Koldo, haz lo que puedas para que se forren.

.

.

«El email es un cáncer en las empresas»

-Cuando llega a una compañía nueva, ¿como mide el grado de comunicación que tiene la plantilla?

-Suelo sentarme con el primer ejecutivo en su despacho y le animo a escuchar las conversaciones que hay al otro lado de la puerta, en la zona de oficinas. Normalmente no se oye ninguna. Después le hago mirar si hay corrillos de gente, personas levantadas hablando unas con otras. Tampoco suele haber muchos. Pues bien, le digo, hay que terminar con eso. La gente tiene que hablar mucho entre ellos, tiene que haber corrillos, comunicación. Si no, están muertos.

-Solía contar que en la empresa Irizar, cuando entraba un nuevo empleado, no le asignaban ni silla ni mesa. Se tenía que buscar a vida.

-Sí, es verdad. Hay que hacer que las formas no sean rígidas, sino eficaces. No hay mesas ni sillas asignadas, tampoco horarios rígidos o normas estrictas. Hay responsabilidades que cumplir y los trabajadores son los suficientemente mayores como para organizarse ellos mismos sobre cómo y cuando hacer las cosas.

-Hay algunas veneradas herramientas a las que usted tiene manía. Incluso a algunos programas informáticos…

-Yo solía decir antes que la hoja de cálculo era un cáncer. Bien, pues ahora, he ampliado el catálogo para asegurar que el email es el nuevo cáncer de las empresas. ¿Es inaudito! No paras de ver que dos personas que apenas están separadas por unos metros de distancia, en un mismo edificio, se comunican por correo electrónico en vez de hablar o reunirse un rato. No hay por donde cogerlo. Yo estoy promoviendo que las empresas ensayen la idea de un norteamericano: el día sin email. Si no funciona, la gente no tendrá más remedio que verse las caras para decirse cosas.

-¿Y cómo se rompe esa dinámica de mala comunicación? ¿Con formación?

-No, con voluntad. Hay directivos que se forran a asistir a cursos de formación sobre comunicación y otras habilidades. Van, escuchan, dicen eso de ‘¿que interesante!’ y cuando vuelven a la empresa siguen siendo igual de estrechos que antes y tampoco hacen nada para que cambien las condiciones de relación entre las personas de la empresa.

.

.

LIBRO: UN NUEVO ESTILO DE RELACIONES

Un nuevo estilo de relaciones, Koldo Saratxaga

OCTUBRE 2007, PEARSON EDUCACIÓN.

En 16 capítulos, el autor expone sus ideas donde comienza explicando el Nuevo Estilo de Relaciones que han de mantener las Personas en Equipos Autogestionados con Comunicación-Libertad-Responsabilidad, lo cual provoca nuevas Oportunidades con menos Control, pero lleva a una Innovación y Crecimiento constante.
Después nos desarrolla la idea de cómo estando los Clientes y Proveedores implicados en la empresa se consiguen mejores resultados.

Todo esto, junto con los capítulos finales dedicados a la necesidad de que el empleado esté totalmente implicado, con orgullo de pertenencia y sensación de libertad, hará que se innove permanentemente y se progrese.
Visto todo desde el punto de vista de haberlo llevado a cabo personalmente en su gestión y con un éxito sin precedentes.

Koldo Saratxaga expone en este libro su líneas maestras de un modelo de gestión para garantizar el futuro de las organizaciones.

Sus ideas innovadoras impulsan a su vez la innovación permanente como naturaleza de la organización y su día a día.
Este modelo derriba del podio al caduco organigrama piramidal, con su jeraquización limitadora.

.

.

Libro Sinfon�a o JazzLIBRO: ¿SINFONÍA O JAZZ? (2004) EDICIONES GRANICA, S.A., Barcelona.

.

. Comentarios y extractos del libro en el blog “Con Valor”.

.

.

PDF, KOLDO SARATXAGA: 14 AÑOS DE HISTORIA

.

Visto en elcorreodigital.com.

Comentarios»

1. idoia - 17 noviembre 2007

Aquí tengo yo mucho que decir y todo para dar la razón a Koldo. Parece que los directivos de las empresas ya se están dando cuenta de la importancia de la comunicación interna, pero ¿qué hacen? Crean un departamento con un par de personas y ala, ya se creen que tienen una empresa moderna. Pero no es suficiente con un boletín quincenal en el que se cuenta lo que quiere y se incluye una pequeña encuesta sobre un tema absurdo o un concurso de “la foto de tus vacaciones”. Eso no es hacer partícipe a los empleados de la marcha de la empresa. Y cómo vas a ponerte a hablar con tu compañero más de cinco minutos si enseguida aparece la mirada asesina o la pregunta comprometida de algún jefecillo que quiere que su sección sea la mejor. ¿Y el email? Conozco sitios en los que es obligado enviar todo por email. Da igual que la mesa de tu compañero está pegando con la tuya. Hay que enviar el dichoso email preguntándole por qué ahora se ha cambiado algo. Y si te das la vuelta para hablar con él, inmediatamente aparece alguien diciendo “eso que aparezca escrito en un email”. Y qué remedio te queda! Hablo sabiendo cuando digo que un departamento sin técnicos parece que no va a salir adelante, o eso creen. Y que empieza a tener paciencia el comunicador que quiera trabajar entre ellos para hacerles cambiar de opinión sobre algo. Si 2+2 no son 4 entonces se lía la marimorena y hay que olvidar la historia. Para razonar con ellos saca la calculadora! Espero que no tardando mucho los libros y consejos de Koldo Saratxaga no sólo se tomen en serio si no que se apliquen con el convencimiento de que es lo que hay que hacer. Porque sino…prefiero no imaginar cómo acabaremos.

2. Julen - 26 noviembre 2007

El mensaje de fondo trastoca el orden imperante. El problema es la forma en que concebimos la empresa, como un lugar donde hay que ir a sufrir y de donde hay que huir cuanto antes. Claro que las empresas se lo han ganado a pulso.
Y cambiar todo esto es muy complicado, pero aunque sólo sea para recuperar cierta salud mental, hay que intentarlo.
Enhorabuena por el post, supone una excelente recopilación de las ideas de este hombre peculiar.

3. mikel - 17 diciembre 2007

Yo no estoy muy de acuerdo con lo de que veamos nuestra empresa como un lugar donde hay que ir a sufrir. La inmensa mayoria de las personas, no nos limitamos a dejar pasar las horas sino no funcionaria ninguna empresa. Otra cosas es que nos guste nuestro trabajo, está demostrado que hay muy poca gente que trabaje en lo que de verdad le gusta. Pero casi todos cumplimos con nuestro trabajo y lo hacemos bien.
Hay muy buenos profesionales en todos los ambitos, desde producción hasta directivos.
Todo esto esta muy bien, pero si alguna vez asisto a alguna conferencia del Sr. Saratxaga le preguntaré si es verdad que en las empresas que gestiona, está aplicando lo que dice un trato de consideración y un ambiente de trabajo agradable, porque estoy leyendo cosas en otros blogs que son preocupantes.
No tengo ningun motivo para creer mas a una parte o a la otra, pero si que es cierto que lo que siempre hemos comentado de sus exitos en Irizar, está más bien fundado en el exito economico no en la forma de tratar y de hacer felices a los trabajadores.
Es solo una reflexión que lanzo por si a alguien le interesa.

4. aintzane - 17 diciembre 2007

Yo por lo que he visto toda mi vida, para las empresas ( ganar dinero en las empresas=insatisfacción del trabajador). Si Saratxaga lo ha conseguido, bravo por él, pero me cuesta creer, que ninguna empresa de ningun beneficio a los trabajadores si no es porque ellos han ganado una fortuna y ese beneficio de los trabajadores seguro que es mínimo.
En lo que atañe a los trabajadores siempre hay alguna trampa. Bien para que trabajemos más y les hagamos ganar mas dinero o bien para que nos conformemos con todo.
Al final siempre te queda la sensación de que te dan migajas, porque siempre das tu mas que ellos.

5. Rubén - 17 diciembre 2007

¿En qué foros has leído opiniones negativas Mikel?, me gustaría leer sobre ello. Gracias.
Desde luego, lo que se llevan los trabajadores es siempre una pequeña parte del pastel, pero hoy en día vemos los sueldos de risa (degradantes) que se están pagando a muchos buenos profesionales, con una gran preparación, mientras que sus jefes cobran 3, 4 o 5 veces más, haciendo poco más. Es el poder establecido de los que se hicieron un hueco en otros años mejores y ahora pretenden explotar o servirse de los jóvenes en apuros. Son salarios “españoles” en una economía con precios europeos, y las casas más caras del mundo. Algo totalmente insostenible.
Hay siempre capacidad de mejora, de eso se trata, de mejorar las condiciones cuando sabemos que se puede, porque lo vemos con nuestros ojos.

6. idoia - 17 diciembre 2007

No sé si este hombre aplica de verdad lo que cuenta o no, pero lo que tengo muy claro es que se necesita un esfuerzo por parte de los jefazos por conseguir que el ambiente de trabajo sea excelente. Desde luego, las técnicas baratas de comunicación interna ya no sirven. Nadie se cree las buenas intenciones de un boletín, hay que ir más allá. Son ellos los que tienen que cambiar de mentalidad y no el trabajador.

7. mikel - 19 diciembre 2007

Ruben. Las opiniones negativas que he leido, las he leido en un blog que se llama artesania en red. En ese blog hay testimonios de personas que estan trabajando en empresas gestionadas por él y cuando las lees te das cuenta, que no es gente que hable desde la distancia, sino que están sufriendo de verdad unas situaciones de verdad muy preocupantes. Me creo lo que escriben porque se nota por como lo cuentan lo mal que lo estan pasando.
Creo que tienes razon, que al final los trabajadores siempre a llevarse las migajas con Koldo Saratxaga o sin él. Se nos pide siempre incluso más de lo que podemos dar y te queda la sensación de que aunque te prometan la luna nunca te dan lo que de verdad te has ganado con tu esfuerzo. Si te dan un incentivo es porque habrás tenido que vivir practicamente en la empresa y lo que te dan al final son las migajas.
Idoia. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que se necesita un esfuerzo para conseguir un buen ambiente de trabajo. Por eso me deslumbró el libro de Saratxaga, hasta que como he dicho antes, lei estos testimonios y me di cuenta que esto es mas de lo mismo. Hacernos creer que su sistema es mejor para el trabajador, pero al final creo que es mejor, como siempre para que las empresas ganen más dinero.

8. taxio - 19 diciembre 2007

A continuación cuelgo algunas opiniones que he ido viendo en otros blogs, para los que esteis interesados en conocer la otra parte, la que menos vende, la de los trabajadores.
Algunas opiniones estan escritas en un tono un poco ofensivo, pero he decidido colgarlas porque en ellas se nota la tensión que ha provocado la gestión de Saratxaga en algunas empresas.
A mí como a Mikel, al leerlas me ha dado la sensación, de que dentro de ellas hay muchos sentimientos e impotencia y por eso les creo.

Dicen que de Ampo-Poyan, otra de las empresas en las que Saratxaga tiene control total y que forma parte del Grupo Goikide junto con Irizar y Urola, ya se han marchado más de 30 personas desde que empezaron a implantar el mismo modelo de gestión que en Irizar. ¿No creéis que eso es como mínimo “mosqueante”? Al menos a mí me da en qué pensar.
Además decía una de las personas que trabajaba allí que su media de trabajo en Ampo era de “10 horas al día”. Creo que si rascamos un poco más en todo lo que sucede en este tipo de organizaciones podemos dar con los factores de éxito de estas organizaciones… y no se yo si será el modelo organizativo alguno de ellos.

Conozco el caso de Ampo-Poyan pero os digo más conozco otra empresa Walter Pack en la que yo además trabajo en la que la gestión de Koldo Saratxaga no está siendo acertada.
De los trabajadores de producción queremos irnos la mitad porque esta situación se nos está haciendo insostenible por horas extras diarias sin cobrar, por amenazas verbales, por bajadas de sueldo cuando te niegas a meter horas sin cobrar y muchas cosas más. No quiero extenderme mucho.
Yo creo que no se puede hablar de exito en estos terminos cuando hay trabajadores afectados. Sería de locos.
Si yo abro una empresa y les obligo a los trabajadores a meter horas gratis, mi empresa también sería un exito. Como lo eran las plantaciones de algodon en EEUU.

soy el trabajador de Walter Pack que ha escrito antes y quiero decirte solo para tu información que en esta empresa sólo se han recortado puestos desde que está Saratxaga y en cuanto a lo de salvar la empresa, dime porque tenemos mis compañeros que salvar una empresa que no es nuestra y por la que lo hemos dado todo y nunca es suficiente.
Antes de entrar en la empresa nos reunió y votamos su proyecto porque estabamos deslumbrados y nos dijo un monton de mentiras de como iba a ser su proyecto: modelo basado en las personas, los trabajadores como parte de la empresa, que no iba a hacer nada sin nuestro visto bueno, bla bla bla. Todo mentira, como pudimos comprobar enseguida.
Resultados obtenidos por haber confiado en él:
Aumento en dos tercios del indice de accidentes laborales.
Acoso laboral. Sí, Sí acoso laboral con todas las letras. Por supuesto él no se rebaja a acosarnos en persona, faltaria más, nos manda a su recadero Patxi, para que nos pille a solas y que no podamos demostrarlo ni denunciarle.
Dos buenos trabajadores despedidos por no creer en su proyecto.
Muchos trabajadores que se han ido porque no aguantaban más. Etc.
Perdida de clientes, porque al quedar menos trabajadores es materialmente imposible cumplir.
Todo esto ha pasado después de no antes.
Antes la empresa ganaría menos dinero pero se cumplian los pedidos.
Entiendo que un empresario quiera que su empresa gane más dinero pero no a costa de los trabajadores.
Se que este es un foro empresarial y yo soy solo un trabajador pero quiero que avisar a los demás para que esto se repita en ningun otro sitio.
Imaginaros la cara que se nos queda a todos cuando leemos su libro y las entrevistas y vemos las mentiras que cuenta.

ya que te gusta tanto el modelo Saratxaga te invito a venir a walter pack,desde hace tiempo se busca gente¿puede que sea por los despidos improcedentes o por la gente que se va?asi que mira,ven,tienes un puesto para tí,ademas no tengo duda en que te cogerán porque estoy seguro de que serás uno de los que metan horas gratis,no faltarás a ninguna reunión de tu querido Koldo(así en vez de verle en una charla general,le verás en un monólogo en el que se meterá contigo,te insultará como nos ha hecho a los de walter pack,pero como te gusta tanto ese individuo igual obtienes incluso placer sexual)…con suerte,si les chupas demasiado el culo igual te mandan que les lleves los cafés y así te libras un poco de trabajar como un cabrón,que es como estamos.¿te gusta que te mientan?pues adelante,ya estás tardando en venir.la cosa a llegado asta tal punto que uno de los trabajadores casi le da unas ostias a su palmero Patxi,para que veas que bonito es todo con tu querido Koldo,lo bien que se está,hay un ambiente…
Así que Julen,no se si el proyecto de Saratxaga lo has tenido que sufrir(que va a ser que no)asi que no hables como si lo de ese tio fuese bueno porque puede que lo sea para alguien(sus amigos,familiares,chupaculos,etc)pero no para todo el mundo.haber si tienes un poco de respeto por la gente que a sido despedida improcedentemente(que proyecto tan bueno!!!!!das dinero a la empresa,eres buen trabajador y te echan sin motivo.así es de bueno).y para terminar vuelvo a insistirte.buscan gente para trabajar,vente,si no te seduce lo suficiente lo de meter horas extras gratis,etc tambien te digo que se pasan por los cojones el calendario laboral,las leyes…
pero a todo cerdo le llega su san martín y eso cae por su propio peso

9. Un nuevo estilo de relaciones en las empresas « - 16 enero 2008

[…] Saratxaga ha publicado recientemente el libro: “Un nuevo estilo de relaciones. Para el cambio organizacional pendiente“. Su apuesta: creer en las personas. Se trata de una filosofía. De hecho, él afirma no […]

10. Aitor Mena - 22 agosto 2008

La unica forma de democratizar las relaciones laborales es montando secciones sindicales asamblearias, de abajo a arriba… a ver que le parecería al Koldo y su lacayo Patxi tener a la CNT en la empresa, seguro que el buen rollo se le acaba con dos dias.

11. Anton - 14 octubre 2008

Sobre lo que dice Aitor Mena, que acabo de leer ahora porque siempre me quedo leyendo este post las reflexiones de Rubén y los muchos materiales que nos facilita:
Creo que Koldo Saratxaga indica que no es necesario un sindicato que pelee por nadie, ni por los derechos de nadie con su modelo de gestión, porque todas las personas de una organización trabajan unidas y no se pelean ni están separadas entre sí, puesto que comparten los mismos intereses y los comparten de una forma democrática, en un clima de confianza y de comunicación constante, en un lugar donde cometer errores y discutir a gritos está permitido y se considera necesario. Evidentemente, si esto es posible, y no sólo no pasa nada, sino que las relaciones continúan aún más reforzadas y fluidas, no es necesario que venga ninguna institución –sindicato, sindicalista o etc.– a abogar por nadie.
Y ya que me “remango” a comentar, decir también al comentarista que ha visitado artesaniaenred que yo también he visitado ese debate y lo he seguido y la situación finalmente es completamente clara: las personas que “lo están pasando mal”, que por supuesto no me cabe ninguna de que es así y estoy de acuerdo en esa apreciación, lo están pasando mal porque según ellas mismas indican no comparten el proyecto del resto de la organización ni asumen su ritmo de trabajo. Esto les genera malestar porque se dan cuenta de que su lugar no está en esa organización empresarial, pero a la vez ni quieren unirse a sus compañeros en su nueva trayectoria y además se resisten a abandonar la organización porque es un puesto de trabajo y piensan que no van a encontrar otro o, quizá, tampoco desean esforzarse por encontrarlo, exactamente igual que tampoco desean esforzarse por unirse a los esfuerzos de los demás.
Termino: estas personas que supuestamente lo están pasando mal aún tienen tiempo de copiar/pegar sus comentarios por unos cuantos foros y blogs, lo cual desde luego da una impresión penosa de estas personas. Creo que si invirtiesen en ilusionarse con otras metas todo el tiempo que invierten en navegar por Internet serían más felices.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: