jump to navigation

Receta para construir una mujer global 17 octubre 2007

Posted by rakelsalim in Comunicación, Medios, publicidad, Responsabilidad Social, sociedad.
trackback

Tome unas gotas de Amarige de Givenchy. modelo rubia
Un poco de crema antiarrugas de Clinique.
Una nuez de extracto revitalizante para el cabello de L’Oreal.
Mézclelo cuidadosamente para que no haga grumos.
Distribúyalo sobre un cuerpo femenino de l .80 metros con 90, 60, 90 cms. de pecho, cintura y caderas respectivamente, preferiblemente blanca y rubia.
Si no encuentra fácilmente este producto en el mercado puede recurrir sin remordimientos a silicona y colágeno, extraer algunas costillas o realizar lipoescultura.
Salpimiente con algo exótico a gusto.
Cueza a fuego lento en un caldo con algo de consumismo, fin de las ideologías y la historia u otras hierbas…
Sirva enfundada en Loewe, Moschino, Dior, Luis Vuitton o Armani, de acuerdo a su presupuesto.

Aunque éste pueda parecer solo un ejercicio irónico, no está muy alejado del paradigma que los centros hegemónicos de poder económico, político y mediático presentan como modelo de lo femenino en tiempos de globalización neoliberal y postmodernidad. Un paradigma que se intenta mundializar como parte de la estrategia de un pensamiento único.

publicidad sexista

La globalización de la información y la comunicación no solamente pone en juego el proceso de reproducción de contenidos, ni la mera circulación de información, sino que también en cierta medida, de nuevas formas de producción del pensamiento. ¿Está el enfoque de género presente en la formulación de estas nuevas formas? NO, nacemos con el pecado original del sexismo y la visión androcéntrica de la realidad y los procesos sociales.

Se habla con entusiasmo de los kilómetros de fibras óptica que recorren el mundo, de los satélites que permiten chatear en tiempo real con desconocidos en el otro extremo del planeta o estrenar la guerra en los Balcanes, Afganistán o Irak como la taquillera guerra virtual de Steven Spielberg y George Lucas. Pero sólo el 11 por ciento de la población de América Latina tiene acceso al teléfono un invento del siglo XIX.

portada revista femeninaEn este contexto se presentan a las y los investigadores de la comunicación en America latina varios retos, en primer lugar desmarcarse del discurso teórico globalizador general, muchas veces generado desde esos mismos centros de poder, y situar de qué modo la globalización comunicacional tiene lugar en el continente y sobre todo cómo se involucran las audiencias, los públicos, los receptores, los perceptores o usuarios según los definen las diferentes escuelas.

Si coincidimos en que los medios son reproductores del pensamiento dominante, constructores del universo simbólico, y en que la comunicación va más allá de la utilización de determinados recursos expresivos o técnicos para resultar esencialmente un proceso de producción compartida de significados a través de los cuales los individuos dotan de sentido sus experiencias, coincidiremos también en la incidencia de los medios en la conformación de lo femenino y lo masculino, y a su vez, en el condicionamiento que estas visiones ejercen en la construcción, emisión,  apropiación y rechazo de los mensajes.

Toda relación social se estructura simbólicamente y todo orden simbólico se estructura a su vez discursivamente. La construcción de los discursos mediáticos está profundamente marcada por los estereotipos sexistas.

Se impone entonces profundizar en la formulación de las rutinas productivas, en las noticias que invisibilizan a las mujeres y presentan a los hombres como portavoces de todos los saberes, en el proceso mismo de construcción de la realidad mediática y en los procesos de recepción.

conductor informativos bbc

Las audiencias no son una masa homogénea, como se presenta en el paradigma de la globalización mediática neoliberal, las mujeres en particular son diversas y plurales, marcadas por su ser como mujer, pero también por la clase social, la raza, la etnia, la opción sexual, la religión, la discapacidad y otros elementos que la particularizan dentro del todo.

Se produce entonces el desfase entre la realidad y la virtualidad del modelo global. Y lo que ocurre, no puede ser de otra manera, es que en las receptoras se provocan brechas entre vivencias y modelos mediáticos, entre la uniformidad universal propuesta y la diversidad de la realidad, entre el consumismo proclamado y el espejismo de consumo que caracteriza estos tiempos de crisis económica mayoritaria.

mujeres realesIgnorar el poder de la imagen y la representación sexista sería ingenuo y sumamente peligroso, pero debemos tener en cuenta también la importancia de la mujer y el hombre en la construcción de su propio universo simbólico.

La brecha entre la realidad y la ficción mediática, es el espacio para una comunicación con enfoque de género que reivindique la pluralidad y heterogeneidad de lo femenino. Un ámbito que escapa a las recetas, en el que se ofrecen ya alternativas interesantes. Un mundo mejor es posible, una comunicación con equidad y no excluyente también lo es, será esa la única forma en que los satélites, los chips, la fibra óptica, las pantallas líquidas nos ayuden realmente a que el mundo resulte menos ancho y ajeno.

 A continuación y en este hilo, un extracto de “la mujer como objeto de venta” en el que se trata el tema del sexismo, y cuando queráis comenzamos el debate.


 

Anuncios

Comentarios»

1. sinchi - 17 octubre 2007

QUE HERMOSAS SON LAS MUJERES!

2. idoia - 17 octubre 2007

Los comentarios del hombre son lamentables, pero lamentable es también que tenga razón en algunas de las cosas de las que habla. La realidad es que la sociedad es machista y que muchas mujeres también son machistas. Sin embargo, creo que en general la línea entre la ficción publicitaria de esas imágenes y la realidad femenina está cada vez más clara. Al fin y al cabo, la publicidad busca llamar la atención y con esas fotos lo hace, los hombres babean en las revistas y en muchos casos eso influye a la hora de comprar el producto, pero dudo que eso se lleve a la realidad. Cuando levantan los ojos del papel, saben dónde viven. Muchos de los comentarios que se hacen quedan en aver quien es el más machito del grupo. O al menos eso quiero creer.

3. rakelsalim - 18 octubre 2007

A mi mas que lo que digan ese tipo de bocazas me preocupan las mujeres, nosotras, que por supuesto somos hermosas,y las que serán las futuras mujeres. A que aspira la mujer actual? Cuales son los estereotipos dominantes de belleza en el mundo? Porque las niñas de 8 años cantan “antes muerta que sencilla y tienen actitudes que se corresponden a adolescentes de 15 o 16 años? Muchas niñas adoptan conductas sexuales que no les corresponden, prestan una atención desmedida a su aspecto físico, a imagen y semejanza de las actrices y modelos del momento. Piden a sus madres un pantalón como el de Christina Aguilera y buscan desesperadas el top de Paris Hilton, se que no todas, pero si muchas. Creo que algo hacemos mal. Creo que hoy en dia salen las tetas antes que los dientes……ups!

4. idoia - 18 octubre 2007

No hay duda de que la inocencia se pierde cada vez antes, pero tanto en las niñas como en los niños. Hace unos años no veíamos la televisión ni la mitad de tiempo del que se pasan hoy los niñ@s frente a la pantallla. Con esto no digo que la tele tenga la culpa de todos los problemas sociales, pero la sociedad está cambiando y lo que creo es que con la edad las chicas van dandose cuenta de la realidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: