jump to navigation

Papanatismo cultural y velo islámico 11 octubre 2007

Posted by rakelsalim in Actualidad, España, religiones.
trackback

chica muslimDejando a un lado todas las nuevas campañas publicitarias que nos han ocupado en los últimos días, me gustaria centrarme en un tema que está en el calendero o mejor dicho en el centro de la diana. De Cataluña a Ceuta. Y claro, de este tema estaba claro que me iba a ocupar yo.

Nunca un trozo de tela de tan reducidas dimensiones, hizo correr tantos ríos de tinta. Me refiero naturalmente al hiyab o pañuelo islámico, aunque el calificativo “islámico” a mi entender no sea el más adecuado, pues más que un precepto religioso, es una tradición preislámica que se ha mantenido vigente hasta nuestros días. Pero ya sabemos, o debiéramos saber, que la trama de la religión y la tradición han acabado confeccionando un solo cuerpo, en el que ni propios, ni extraños, son capaces de distinguir donde empieza una y acaba la otra.
chica musulmanachica musulmana
La mayoría de ciudadanos se declaran radicalmente en contra de aquellos hombres: padres, maridos, hermanos, que presionan a sus hijas, mujeres o hermanas, para que cuando salgan de sus casas se cubran la cabeza en contra de su voluntad y del consiguiente derecho al ejercicio de libertad que genuinamente les corresponde.

 

niña stop hijab banObligar a alguien a hacer algo en contra de su voluntad, es violencia. Pero siendo coherentes con este argumento y con el derecho al ejercicio de la libertad individual, también nos oponemos con la misma fuerza, a la prohibición de que una mujer, si ese es su deseo, pueda utilizar el hiyab donde y cuando quiera. No permitirlo también es violencia, ejercida en esta ocasión por la cultura dominante.

 ¿Qué ocurre pues en nuestra Sociedad Occidental, defensora a ultranza, patrocinadora, guardiana y representante de los derechos y libertades de los ciudadanos? Sociedad que defiende una libertad en cuya definición existen cláusulas con letra pequeña que restringen y menoscaban el ejercicio de tal derecho. Sociedad que no quiere permitir que una mujer, ejerciendo su libertad de creencia, opte a lo que legítimamente le corresponde.  niña hijabSi abriésemos un poco más nuestras entendederas, nos daríamos cuenta de que el problema no está en el “otro” por mujer hijabejercer su derecho a ser distinto o diferente respecto a la sociedad dominante. El origen del problema está en “nosotros” mismos, pero nuestro estado social narcotizado no nos permite ser conscientes de tal situación, bastante más lamentable de lo que a simple vista parece. Esta narcotización social se transforma en miedo, miedo al que no es igual, miedo a la diversidad, a la singularidad, miedo a una minoría que tiene derecho a ejercer libremente sus propias señas identitarias, miedo a la pérdida de nuestra identidad cultural, a que nos arrebaten nuestros elementos identificadores, nuestros símbolos, nuestras creencias.

 calle centro

Sin darnos cuenta de que el papanatismo cultural en el que nos encontramos inmersos, hace ya años que empezó a contaminarnos sigilosamente, homogeneizándonos, aborregándonos cultural y socialmente, uniformándonos en nuestras maneras de vestir, de pensar, de sentir, en nuestra forma de vivir. Este neocolonialismo que nos hace llevar vaqueros, comer hamburguesas, beber colas, permanecer encadenados a múltiples préstamos que han acabado por conseguir definitivamente que el “tener” gane la batalla al “ser”.

  

Este neocolonialismo cultural,  es el verdadero mal de esta nuestra Sociedad Occidental de la que tan orgullosos parecemos sentirnos, el cual como un cáncer, se desarrolla hipertróficamente hasta acabar con el propio organismo que le daba vida. Mientras tanto, y hasta que esto llegue, nosotros seguiremos en nuestro sueño inducido, creyendo que esto siempre irá a más y a mejor. 

 

cortometraje de 8 minutos: HIJAB

Es pues nuestra obligación como seres humanos, despertar, abrir los ojos antes de que sea demasiado tarde y hacernos conscientes de que sólo la diversidad enriquece a los pueblos, la tolerancia nos dignifica como tales y el conocimiento nos hace más libres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios»

1. Rubén - 14 octubre 2007

El corto está muy bien, y la chica, una actriz de primera.
Estoy de acuerdo en que cada uno debe ser libre de vestir como quiera, faltaría más.
El único problema es la edad a la que asumimos una religión y lo que nuestros padres nos influyen.
En nuestro caso, como parece estar establecido, nos bautizan y nos hacen pasar por la comunión, confirmación y tal… Pero a esas edades yo todavía no sabía si quería ser bautizado, ni hacer la comunión…
Yo creo que hasta que no cumpliésemos los 18 años (por decir una edad) no deberíamos estar obligados a seguir la religión de nuestros padres o comunidad, sino elegir cuando tengamos claro, porque la influencia de los padres es clave y luego es muy raro desmarcarse, pocas personas cambian de religión tras estar toda la vida en lo que marca la familia, aunque evidentemente cada vez se ve más.
Y el tema del HIYAB lo veo en el mismo asunto, lo único que me puede preocupar, en algún caso, es saber si esa persona ha elegido por sí misma o lo hace bajo algún tipo de influencia, como yo hice la comunión vamos.
Por lo demás, estoy totalmente de acuerdo contigo, y el vídeo deja en evidencia nuestros prejuicios casi siempre absurdos.
El caso es cuando hay mujeres que se ven sometidas a la presión familiar o de los maridos, que es lo que más hemos visto desde hace años, lo tenemos asociado al pañuelo, el velo como sometimiento, pero ahora ya podemos asistir al velo como elección.
La cuestión, según mi opinión, no es el velo, sino si has elegido llevarlo o lo haces por influencia u obligación.
Lo mismo podríamos decir de otras muchas cosas que tenemos aquí y que no elegimos nosotros.
Por otro lado, está la asociación del pañuelo a la religión, que como tú dices, no tiene porqué ser así.
Así que cada uno haga lo que quiera, qué bonita es la diversidad y que necesario es el respeto a lo desconocido, aunque parece que “el miedo es el padre del desprecio y del rechazo”.
Me ha gustado el post.

2. DiGales - 2 noviembre 2007

Si es un colegio laico, y por norma tiene la no expresion de la religion, me parece normal que manden quitar el velo a las chicas. Pero por esa regla de tres, tampoco deberia estar permitido acudir a clase con crucifijos colgando del cuello, o con estrellas de david en la camiseta, ni con nada q haga referencia a NINGUNA religion. Si no, lo q se esta haciendo es discriminar a la religion islamica.

3. MARIAM - 17 febrero 2008

HOLA YO MUJER MUSULMANA ESPAÑOLA ESTOY A FAVOR DEL HIJAB POR QUE SI NO USAMOS HIJAB COMO NOS VAN A CONOCER QUE SOMOS MUSULMANAS ? , Y ESTAMOS ORGULLOSAS DE LLEVARLO Y NADIE NOS OBLIGA A LLEVARLO NI NUESTROS MARIDOS NI NADIE SOLO NOSOTRAS ELEJIMOS DE LLEVARLO Y SIEMPRE DECIMOS Y DIREMOS ALHAMDULILLAH ” GRACIAS A DIOS ” POR HABERNOS ELEGIDO PARA ESTAR EN EL CAMINO RECTO ” EL ISLAM “

4. mamidefatima - 27 febrero 2008

donde estan los derechos humanos? Si una chic@ va con los pantalones asta las rodillas no pasa absolutamente nada pero cuando ven ha una mujer tapada ponen el grito en el cielo…..

5. Daniel - 21 mayo 2008

El hombre es superior a la mujer. De ahí deriva la diferencia de derechos y obligaciones para unos y otros. Ellas tienen derechos equivalentes a sus obligaciones, conforme al uso, pero los hombres están un grado por encima de ellas. Alá es poderoso, sabio. (Corán 2:228)

La mujer, o más bien su cuerpo, es una propiedad del marido, como un campo labrado del que éste dispone para la siembra.

Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¡Venid, pues, a vuestro campo como queráis, haciendo preceder algo para vosotros mismos! ¡Temed a Alá y sabed que Le encontraréis! ¡Y anunciad la buena nueva a los creyentes! (C.2:223)

Una mujer está privada de la posesión de su propio cuerpo. Incluso su leche pertenece a su marido. (hadiz de Bokhari)

6. rakelsalim - 23 mayo 2008

No voy a entrar a discutir un corta pega de un Corán mal traducido, pues me parece absurdo. Igual que tampoco entraría a discutir los pasajes de la Biblia, que algunos hay que leerlos para creerlos.

Me limito a contemplar y a aprender del día a día y me resulta curioso el tiro la piedra y escondo la mano.

¿Qué es lo que te molesta Daniel? ¿Qué problema hay en que una mujer se tape el pelo si ella así lo decide?

Espero tu respuesta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: