jump to navigation

Musulmanes, el nuevo atractivo de las marcas 7 agosto 2007

Posted by rakelsalim in Actualidad, Internacional, publicidad, religiones.
trackback

En el seno de los departamentos de marketing se está gestando un nuevo mercado a segmentar: los musulmanes. Si bien las diferencias culturales siguen siendo profundas, parece no haber límites para las marcas a la hora de crear nuevos anuncios.

Este fenómeno ya comienza a ser estudiado por las agencias de publicidad. Es el caso de JWT, que a través de informe da cuenta de los seis millones de musulmanes en EEUU, que, en términos generales, tienen mayor poder adquisitivo y están mejor educados que el común de la población. Según la red de agencias del grupo WPP, dos tercios de las amas de casa musulmanas tiene ingresos de 50.000 dólares anuales, y un cuarto de ellas supera los 100.000 dólares, mientras que el promedio en EEUU no supera los 42.000.

El mismo estudio, confeccionado por la división JWT Intelligence, muestra que dos tercios de los musulmanes norteamericanos tienen diploma universitario, privilegio que sólo alcanza a la mitad de la población de EEUU.

Otro de los aspectos extremadamente atractivos para las marcas es que las familias musulmanas tienden a tener más hijos, lo que las hace más vulnerables a las publicidad.

Según informa The Economist, el estudio de JWT los alimentos, la economía y los bienes envasados, son los tres segmentos más afectados por la ley islámica. El mercado global del halal mueve más de 580.000 millones de dólares. En EEUU, 16% de los ingresos del mercado kosher proviene de parte de musulmanes que no encuentran productos adaptados a su religión.

En este sentido, el principal productor de alimentos kosher lanzó una campaña para atraer segmento de consumidores no judíos.

El informe de JWT también muestra un creciente interes de las empresas musulmanas en el mercado de consumo occidental. En enero último se comenzó a vender a nivel internacional el Burquini, un traje de baño enterizo creado por la marca Ahiida para el mercado musulmán. La pieza fue fabricada respetando las normas de las ley musulmana del buen vestir de la mujer.

Por otro lado, la marca de juguetes NewBoy Toys, originaria de Siris, creó Fulla, una alternativa a Barbie. La muñeca tiene pelo largo oscuro, ojos castaños, un pecho menos prominente que la original, y viste un pañuelo blanco en su cabeza. A diferencia de la versión norteamericana, Fulla no tiene ni novio ni trabajo, y pasa su vida cocinando, leyendo y rezando.

Una de las marcas que más fuertemente entró a este nuevo mercado fue McDonald’s, uno de los íconos de la cultura occidental. La cadena de hamburgueserías ya tiene menús halal y otras comidas permitidas por la ley musulmana en algunos restaurantes de Londres.

Según informa The Economist, la marca está avanzando en esta dirección de forma mesurada y no publicita este tipo de productos. Los primeros resultados muestran un crecimiento en las ventas y de la demanda, lo que podría generar una expansión de los productos hacia otros mercados.

Otras empresas buscan ser un poco más cuidadosas a la hora de acercarse a este mercado. Todos los años, Coca Cola realiza una serie de acciones de marketing enfocadas a ayudar a promover la tolerancia durante el Ramadan, mes santo para los musulmanes. Sin embargo, Coca no está adaptando sus productos a los consumidores musulmanes. “Nosotros no segmentamos consumidores de acuerdo a la religión” comenta un vocero de la firma.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: